Banco Mundial destaca resultados de fase constructiva de Planta Hidroeléctrica Reventazón

Última actualización: ago. 23, 2017, 12:00:00 a. m. GMT-6

• Consultora canadiense Golder presentó la semana anterior calificaciones preliminares sobre aplicación de Protocolo de Sostenibilidad del Banco.

• Organismo financiero destacó seguridad de infraestructura, evaluación de riesgos y gestión socioambiental en Reventazón.

• Herramienta evaluó 19 temas técnicos, ambientales, sociales y empresariales de la fase constructiva del proyecto.

La empresa canadiense Golder entregó los resultados preliminares de la aplicación del Protocolo de Sostenibilidad Hidroeléctrica a la fase constructiva del Proyecto Hidroeléctrico Reventazón, en 19 temas técnicos, ambientales, sociales y empresariales.

Las calificaciones se dieron a conocer en un taller realizado en San José la semana anterior, en el que participaron expertos de Golder –acreditados por la Asociación Internacional de la Hidroelectricidad (IHA)–, el MINAE, el Banco Mundial y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

“Encontramos que Reventazón ha cumplido y ha generado muy buenas prácticas internacionales en su construcción. Ha logrado calificaciones muy buenas en temas como el manejo de los impactos en la biodiversidad, la seguridad de la infraestructura, la evaluación de riesgos y la salud pública”, indicó Ruth Tiffer Sotomayor, gerente de la Asistencia Técnica y especialista ambiental del Banco Mundial en Latinoamérica.

El Protocolo es una herramienta diseñada por la IHA en conjunto con el Banco Mundial, el BID, el sector privado, ONGs, expertos internacionales y otras organizaciones, para mejorar el desempeño ambiental, técnico y social de proyectos hidroeléctricos.

“Para el ICE es de gran relevancia que uno de nuestros principales acreedores, como lo es el Banco Mundial, conozca a fondo los detalles técnicos y ratifique que hemos implementado prácticas de primer mundo en la construcción de Reventazón, siguiendo la línea histórica de sostenibilidad de nuestros proyectos”, dijo Luis Pacheco, gerente de Electricidad del Instituto.

El ICE es la primera empresa pública nacional de energía en Latinoamérica que aplica este Protocolo, y Reventazón es la primera planta pública de Centroamérica y el Caribe que pasa por la evaluación.

Tiffer felicitó al ICE particularmente por la implementación del sitio offset en el río Parismina, una medida innovadora y un modelo a seguir dentro del desarrollo de proyectos hidroeléctricos en la región. Este mecanismo está orientado a compensar los impactos residuales que causa el desarrollo hidroeléctrico en la biodiversidad acuática.

“Por supuesto que en el país aún hay trabajo por hacer, ya que se necesitan métodos oficiales y regulaciones por parte del Gobierno que se puedan aplicar tanto a proyectos públicos como privados, en temas como caudales ambientales, evaluación y compensación de impactos acumulativos, y seguridad de presas”, agregó Tiffer.

Los resultados finales que recibirá Reventazón se conocerán a finales de setiembre, durante un seminario internacional sobre buenas prácticas en proyectos hidroeléctricos a desarrollarse en Costa Rica.

Desde ese momento, corresponderá a las autoridades nacionales dar a conocer el Protocolo a los demás desarrolladores eléctricos del país.